Saddam en la tele

Mientras trabajaba en el restaurante, la tele del mismo estaba prendida.

– Can I take your order, sir?

– Yes. Give me, a Small chef salad.

– Any drink?

Mientras tanto veía en la tele un señor en el noticiero diciendo cosas que no escuchaba por la distancia, pero leía en la pantalla la frase “Saddam Execution”. ¿Acaso lo van a matar ya?

Emily, la dulce Emily de 16 años, estaba junto a mí en la caja registradora y de manera automática me nació el decirle que me parecía, no sé, u know, un poco fuerte matar a Saddam.

Aunque en realidad eso de “un poco fuerte” (kind of) en realidad era una sutileza pues más allá de los detractores y afanosos de Bush, no sé qué pasa que se ha vendido bien la idea que se invade Iraq para proteger a America (entiéndase Estados Unidos) y salvar a una nación de oriente del terrorismo. Así que fácil hería suceptibilidades.

Pero la dulce Emily, toda rubia, toda linda, toda también me comentaba que no le parecía, no, no. Católica, pro-life, u know.

Y de pronto en el noticiero se preguntaban si era mejor ahorcar a Saddam y de pronto lo enfocaban. Y el tío aparecía medio turbado, cansado, con ojos desorbitados, como que no supiera qué pasa, porque todo parecía con tan poco sentido.

Saddam no me cae en lo absoluto. Pero vamos, vamos, un poco de literatura. En realidad estando en su lugar me preguntaría como michi de lo de Afganistan y la lucha contra el terrorismo se pasaron a Iraq y empezó el roche con él. Y que ahora te maten, pero que ni siquiera lo haga tu gente. Porque si es tu gente, bueno, eso es parte de la vida así… pero eso de que lo haga alguien que parecería no tener mucho que hacer por allá… pues, te descomputa… y por eso lo ojos desorbitados. ¿Acaso te lo imaginabas?

Las protestas dentro de Estados Unidos contra la guerra en Iraq o las opiniones abiertamente y excesivamente en contra yo las miro con cierta cautela. Puesto que más que frenar esto, hasta cierto punto fortifican el discurso.

Pero para cosas como estas, es simplemente darle vueltas a la idea, digerirla, andarla con cautela. Yo estoy dentro del sistema, asi que decir cosas es un giro de opiniones entre otras.

Así que en lugar de pensar “qué malos gringos” o “bush desgraciado”… pensar en algo un poquito más humano y puede que real, “pobre Saddam”, tal vez rezar un poco por él y desearle a pesar de todo, dignidad y que no aparezca hasta en la hora de comer de los restaurantes gringos.

– Do you want fries?

– Yes.

(luego ya cambiaron de noticias, sobre la nueva conexión que te ofrece Comcast a sólo 19 dólares mensuales)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s