(MIA) Ahora sí

(Lunes 19 de Marzo, 2007)

Una vez en el aeropuerto (luego de ser recogido del hotel), caminando por el pasillo me encontré con el mismo que me atendió en el counter de American.Me miró y me dijo You didn´t take your flight, right? Y responderle en realidad resultaba un tanto obvio. La cosa es que me llamó sin hacer cola al counter y me registró.

Y mi pregunta fue…. ¿y mi equipaje?
(un momento de silencio)

It should be here. 

(Quise reírme un rato, y posiblemente si hubiera sido una conversación de Messenger le habría puesto  un L.O.L con letras gigantescas)
Lo miré y me dije (al estilo de una amiga peruana llamada Cristina): Whatever.
Luego, me indicó que me iba a Colombia, y luego a Perú. Pero que en Colombia me cambiaba de aerolínea: Taca.Y, de nuevo. ¿en Colombia es que debo ver si está mi equipaje?
Just in case. 
Me dijo casi como abriendo comillas que “You´re always with your luggage, cuz in American we don’t sent your luggage if you don’t travel” 
Pero en realidad no tenía idea de dónde estaba. Me dijo que por si aca chekara al llegar a Colombia mi equipaje, y claro, también en Lima.
¿Pero sabe exactamente en donde?
(Una respuesta casi genial)
I´m sorry but I don´t know anything about Latinamerica: (he smiled, sonrió), you know, I´m a Gringo. 
En realidad ahora todo me parecía posible, así que no me inmuté.
(nuevamente: un whatever o anyway mental) 
M
e dio un papel con el que podrían ubicar mi equipaje en caso de hallarse en otra ciudad.Con un Good Luck y una sonrisa me despidió rumbo a la zona de migraciones, previa a la puerta de embarque.
——————–——– 

Obviamente que estaba un tanto pensativo e incómodo. Pero el día anterior American me dio un ticket para tomar mi desayuno. Así que me fui a al Starbucks y en realidad creo que el frapuccino Starbucks permite resolver muchas cosas en esta vida. Mucho más cuando se acompaña de un par de pancitos ricos.

(si bien soy conciente del proceso de mimetización que propone la idea de consumo gringo, hay cosas de las que pareciera no poder o no querer escapar, y esta es una de ellas. Así que no importa que sea Starbucks, aunque en realidad pudo ser cualquier café, pero resulta que fue Starbucks y así es, that´s it)

Una vez calmado con el sabor del frapuccino, pasé TSA, entré a la zona de embarque. De pronto todos hablaban en tonito colombiano, y ya al fin pasaba al avión. Usé los últimos dólares de saldo de mi celular en llamar a Lima y decir que ya partía. 

Al fin, Latinoamérica. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s