El Kendallsuyo

Para más información: www.kendallsuyo.blogspot.com  

Hace un par de horas veía televisión con mis padres. Estaban dando el programa de Cecilia Valenzuela, “La ventana Indiscreta”. Un reportaje a Kendall, el símpatico e inestable Kendallsuyo. Lo de por qué el nombre lo pueden imaginar. Al sur del centro de Miami se levanta un lugar lleno de restaurantes peruanos, tiendas con Inca Kola, chocolates sublimes y helados D´onofrio.

Pero si bien tenemos esas cosas curiosas por un lado. También está el otro lado de la moneda.

Kendall es el lugar clave. “Este es el primer lugar al que llegan los peruanos que piensan vivir en Miami”, me decía Lalo. Te paseas por la Kendall y peruanos, colombianos, restaurantes como el de Aromas Peruanos, La Bodega, Peruvian Express.

El reportaje acerca de Kendall sólo contaba lo pintoresco de encontrar cosas peruanas en Miami. Pero no contaba lo que por unos segundos mostró brevemente y que parece que uno recién entiende al habitar por esos lares.

Luego de haber vivido un tanto en Utah, mi concepción de Estados Unidos era demasiado ordenado, hasta que fui a Miami en búsqueda de un mejor presente y futuro. Varios ya conocen la historia de cómo llegué a Florida, pero para hacerla corta todo fue por una llamada desde South Carolina, la economía y unos amigos extraordinariamente fenomenales. Así, llegué a Kendall.

En efecto, todo era un carnaval en tanto que la gente manejaba casi como en Lima. Las calles estaban un poco más sucias y latinas coquetonas se subian la minifalda al caminar por las calurosas calle. Las colombianas como que son las que te sonríen y te silban y no necesariamente tú a ellas.

Como mi querido Perú (entiéndase el Perú criollón costeño multicultural) tienes que andar a la defensiva, que no te “metan cabe” y todo eso (que en un spanglish ya puede ser o: esa “vaina” o “and all the stuf”).

Si eres ilegal te fregaste porque muchos peruanos legales te pueden aplicar la denominada “Ley del empuje”. Te contratan, te hacen trabajar un montón, te paran amenazando con votarte, con que te vayas, con que eres un inepto, etc, etc y como no tienes papers te quedas calladito.

Suele pasar, y de pronto una señora que trabajó conmigo en un restaurante peruano del Kendallsuyo, aparecía en mi pantalla de TV con los ojos humedecidos mandando saludos al Perú, y claro, siete años allá sin poder decir nada, todo por los hijos, la familia, por el futuro. Y de pronto pareciera que no hay futuro en el país de las oportunidades, pero es que “hay que estar aquí para poder mandar algo al Perú”.

Y no quiero utilizar palabras baratas como “terruño”, pero en el contexto pueden funcionar. Las teorizaciones sobre “lo nacional” se van al tacho porque ahí sí al menos estás seguro de dónde vienes. Así que siendo de Loreto, Ica, Ayacucho o Lima, así otro peruano no te deje trabajr en paz porque no aguante verte progresar, así se sufra trabajando a escondidas, uno sabe que es peruano, que ama al Perú, que aunque nunca vuelva (porque “parece que ya no te quieres acostumbrar”) sabe de dónde es uno.

Y de pronto toda la gente que trabajaba conmigo estaba ahí, y pensar que pudo ser mi tránsito, pero de transito. Ese transito curioso y reflexivo (mi manager que insultaba a todos menos a mí porque tenía papeles). Mi manager no entendía porqué era tan cauto y seguro al mismo tiempo sin necesidar de hacerme el “pendex” como él. No entendía mi “corrección de estilo”, mis “bonitas” palabras, mi “falta de criollez”; denominaciones que simplemente parecían denotar sorpresa pero nada más.

Por otro lado estaban los peruanos increíblemente dulces y desinteresados (Patty, Lalo, Lucho, Alexandra, Mauricio, etc)

Tal vez creía (y creo), que incluso así uno puede actuar tranquilo sin caer en la tontería criollona (aquí , allá), tonterías (y peores palabras) que hace que en realidad entienda porqué gente como la señora del restaurante viva de alientos de miles de kilómetros, ya que pueden ser propios peruanos trabajadores (que empezaron de cero, como ellos, como todos) reduzcan el sueño americano de sus paisanos a cuentagotas apenas para sobrevivir.

www.kendallsuyo.blogspot.com

4 comentarios sobre “El Kendallsuyo

  1. Hola Americo
    Encontre tu mensaje en esta pagina y me gustaria saber si tu vives en Kendall o en Miami.Busco gente para que colabore en mi periodico…tu tienes buena pluma,,,podrias tener una columna hablando sobre los peruchos de Miami…y estar en la Publicidad tambien..
    Soy del periodico La Cronica ,,escribeme ..
    Pedro Orrego
    lacronicaperuana@hotmail.com

  2. hola quiero aprovechar este medio para ubicar a una amigo ex capitan de la policia nacional el se llame william robert ryan celis se que vivia en kendall si alguien lo conoce que se comunique conmigo denle mi mail porfa
    raquel gonzales

    1. HOLA RAQUEL TE ESCRIBO DESDE FLORIDA MIAMI VIVI EN VENEZUELA HASTA HECE 1 AÑO Y ALLI PUDE CONOCER A UN MUCHACHO PERUANO QUE ME VANDIA MEDICINAS VETERINARIAS PARA MIS ANILAMES HACE YA COMO 4 AÑOS EL SE LLAMA EDDY ROY RYAN CELIS Y EN ALGUN MOMENTO ME COMENTO QUE TENIA UN HERMANO EN MIAMI DE NOMBRE WILLIAM RYAN CELIS QUIZA ES LA MISMA PERSONA ESTE ES EL TELEFONO DE ESE CHICO 04143328367

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s