Parodias delfinescas

Ironía como ente develador de la verdad (Heidegger) (me encanta este mecanismo). Así es como “Delfino el Argentino” toma la idea del ya mencionado y querido Delfin Quishpe. En esta ocasión les presento una sátira de un programa de la televisión argentina (Telefé) que se vale de las imágenes del “Ay dios mío, no puede ser!”, para jugar con los problemas de su contexto social.

Les recomiendo revisar mi post anterior sobre el Delfín Quishpe, para que puedan aplicar comparaciones (revisar qué es lo que estamos comparando) y ver que en el humor hay muchísimo más que risas. Como ven, por gusto no fueron tantas al video del Delfín, que así generó efecto en la pantalla chica (el poder del internet). Las parodias “huachafas” también son discursos, a veces tan o más poderosos que típicas manifestaciones oficiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s