Comentarios de Santiago

Hace ya buen tiempo colgué un comentario de S. Roncagliolo sobre los curioso que podemos ser los exalumnos jesuitas. Hasta ahí, todo bien. good 4 you, and perfect. En realidad detalles secundarios no venían al caso. El artículo (u opinión en todo caso), buscaba resultar cualidades (en un lenguaje jocoso) para darle vivacidad al texto (que recordemos, es extraído de su blog personal).

No me pronuncio sobre si él sea buen o mal escritor, en realidad es un tema que no va aquí. Pero, sí explicar mejor el motivo de la jocosidad. Cinthya no entendió algunos aspectos y por un momento fungiré (guardando grandes distancias y pensamientos, claro), del papel de Savater con respecto a Amador (léase “Ética para Amador”, o algo por el estilo).

No recuerdo muy bien el artículo, pero creo que dentro de la lúdica y broma, es que se hace referencia a otras entidades (entre ellas el Opus Dei o grupos revolucionarios peruanos del 80), y que si bien, pueden sonar irreverentes no pasan de eso, ya que por ser opiniones este no resulta ser algo que debamos corroborar con pruebas. En todo caso, que estas alusiones (para los interesados), deben ser tomadas como lo que son, comentarios y que es mejor buscar ideas en escritos enciclopédicos (y Wikipedia no, no sean flojos, al menos un libro). Por ello la gracia no es simplemente que debamos ser los “mejores” en lo que sea, así se trate de subversivos armamentistas y querer contraponerlos con supuestos grupos “conformistas” de dinero.

De hecho la apología a los que somos exalumnos jesuitas maneja un código interno y el exponerlo en un blog, no quiebra la complicidad, pero para quien no entiende del tema le pueden resultar las frases un tanto pasadas de tono (por ello, en el blog de donde se sacó el mensaje, hay varios comentarios de personas que critican tanta aparente “soberbia” del autor; sobre que el único camino del éxito no estaría necesariamente en ser exalumno jesuita, jeje).

En un plano romántico (y no por ello irreal), funciona. El exalumno jesuita cuando mete la pata lo hace hasta el final y cuando tiene una gran meta suele ser más grande de lo que esperaba (bien ahí, Descartes y para en Perú, Eguren, Cornejo -Polar, de Zcyszlo) . Sólo que calm down, calm down, que el Magis ignaciano, si bien ahora nos suele debatir más de lo usual (a diferencia de posiciones un tanto más prácticas y/o tal vez tradicionales), no pierde el norte (no debe), que es todo ese afán, A la mayor Gloria de Dios (Ad Maiorem Dei Gloriam).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s