Ilusión al noreste

Cuando visité a Varinia en Nueva York luego de varios años de no verla, ella me decía que se sentía muy bien porque en esa ciudad ser inmigrante era algo muy normal y aceptado. De pronto ella también se sentía una newyorker y como que así las cosas funcionaban.

Igualmente en Universidad Georgetown. Mientras hablo con Mónica ella me señala que no le gustaría vivir en otros estados porque aquí en la costa este la vida es más sabrosa. Más intelectual, más cultural, más abierta. Y realmente se sentía la diferencia.

Mi poca experiencia en este país les da la razón en cierto modo, la famosa zona de New England (o la costa este del norte) está llena de museos, de cafés, de universidades multiculturales y de un Estados Unidos fuera de los estereotipos y hasta un tanto europisado, que no tiene más bien nada que ver con el estereotipo del gringo al estilo Al Bondy u Homero Simpson.

Mientras estoy en el tren me pongo a pensar en estos días. Philadelphia es una ciudad linda pero Washigton D.C. fascina, una ciudad con una vida cultural tan viva pero que al mismo tiempo no tan grande (ni alta) como Nueva York. En definitiva tengo preferencia por las ciudades más pequeñas, probablemente porque yo nací también en una ciudad pequeña. Será, será.

Creo que cuando la gente piensa en sueños americanos (estadounidense), como Varinia, pues, piensa o debiera pensar en New England..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s