Las queremos interesantes

En Nueva York conocí a una estudiante de actuación estadounidense. Debo comenzar diciendo que si una chica me parece atractiva y luego descubro que es actriz (o bailarina de ballet o danza moderna) se convierte en “muy atractiva”.

Ella era la chica de la recepción del hotel donde me alojaba. Y cuando me dijo que era actriz, obviamente, me pareció más interesante. Luego me dijo que le interesaban las comunidades nativas peruanas y que por eso le vacilaba el chamanismo de la selva. Me habló de sus intereses en el ayahuasca y de que en un par de días de iba a Perú solita.

Eso ya me sonó a floro para viajar a Sudamérica y tener una ‘experiencia cósmica’. Pero no importa; sonaba muy chévere.

Luego en Washington, hablaba con Luis Fernando y estábamos de acuerdo que al igual que para las mujeres los bomberos pueden resultar muy atractivos, para nosotros los hombres, últimamente la atracción va por las activistas de Greenpeace o de ONG’s de derechos humanos o ambientales. Es que no basta la cara bonita, sino encontrar una pasión llamativa en ellas.

Concluiría que  entonces sería más interesante lo de actriz (o artista) con activista (o filántropa) y medio bohemia-intelectual.

Interesante y profunda reflexión para unos días de viaje por el norte.

(Foto tomada de: http://www.istockphoto.com/file_closeup/concepts-and-ideas/6845267-intellectual-girl.php?id=6845267 )

Un comentario sobre “Las queremos interesantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s